El triángulo dramático de Karpman es un modelo psicológico y social de la interacción humana en el análisis transaccional, descrito por primera vez por Stephen Karpman, en su artículo de 1968 “Fairy Tales and Script Drama Analysis”.

El modelo propone tres papeles habituales psicológicos (o juegos de rol ) que la gente suele tomar en una situación:

  • Víctima: La persona que se considera, o acepta el papel de víctima.
  • Perseguidor: La persona que coacciona a las presiones, o persigue a la víctima
  • Salvador:El socorrista, o rescatador que interviene, aparentemente con un deseo de ayudar al más débil, o mejorar la situación.
triangulo Karpman

Me imagino que reconoces estos roles si eres o has sido víctima de una madre tóxica. Tu madre es la perseguidora , la que se siente con la potestad de poder juzgar tus comportamientos de una forma completamente libre y sin limitaciones.  Pero además también es muchas veces tu salvadora, yo lo arreglo, quien te va a querer como yo, se preocupa por tí. Y en el medio de este juego, donde tu madre desempeña los dos papeles de la buena y la mala, estas tú la víctima.

El triángulo dramático es uno de los muchos juegos psicológicos utilizados por las madres toxicas o narcisistas.

Lo que ocurre, cuando vamos a pedir ayuda a un terapeuta, es que estos estan acostumbrados a relaciones donde los roles de perseguidores y salvadores, están representados por diferentes personas. Y en el caso de estas madres abusadoras, los roles se unen en la misma persona. Nos dan una de cal y otra de arena, y esa es una de las herramientas más potentes que tienen para mantenernos bajo su control y sin que podamos hacer mucho para escaparnos de esa situación.

Cuando claramente reconocemos el papel de perseguidora en nuestra madre : con todo lo que yo he hecho por tí, yo no haría eso, no vales para nada,….. , para poder querer salir del círculo del abuso y apartarnos de ella, nuestra querida madre toma entonces el papel de salvadora : estoy aquí para ayudarte, te quiero a mi manera,…. Es lo que también se conoce como Hoovering, trata de aspirarte para que no cortes las cadenas que te unen a ella , tu sigas siendo la víctima y ella siga surtiendose de su “sangre o ego narcisista”. Esto es , que ella siga siempre en control.

Recuerda que cuando tu madre se pone en el papel de salvadora, sólo lo hace para seguir manipulandote. Jamás lo siente, estas personas carecen de empatía.

Cuando te des cuenta del juego de tu madre, empieza a verte no como una víctima, sino como una superviviente. Una persona que ha sobrevivido a multitud de abusos, humillaciones, falta de amor,.. y que todavía esta viva y coleando y con ganas de vivir. Deja de interpretar el papel de víctima y alimentar a tu madre. Eres una superviviente que puede llegar donde quiera hacerlo, porque tu madre sin ella saberlo te ha hecho muy fuerte.

Vuela alto. Tu puedes.