La triangulación, es un método de manipulación sádico utilizado por el/la narcisista para manipular a 2 personas a la vez creando un triángulo con él/ella en medio. A los narcisistas les encanta triangular  para recibir su dosis de Suplemento Narcisista. Es una vampiro emocional chupando sangre.

En las familias disfuncionales, donde la madre tiene un trastorno narcisista de la personalidad TNP, o es tóxica, la triangulación es algo cotidiano.

La triangulación en el seno de una familia disfuncional, con madre tóxica consiste basicamente en que la madre enfrente a los hermanos entre sí

Así que, es muy frecuente que en una familia disfuncional no haya una buena relación entre hermanos. Esto es porque la madre tóxica se encarga de crear celos entre ellos, a través del trato injusto a uno de ellos (el chivo expiatorio) y de premiar arbitrariamente al otro, (el hijo dorado).  La madre tóxica tambien triangula a través de comparaciones injustas creadas con toda la intención de desunir a los hermanos.

Este juego de la triangulación, da a la madre tóxica mucho poder. Al aislar a sus hijos ella es la que controla la información y logicamente cuenta a cada uno las cosas como a ella le interesan para perpetuar la situación  de ruptura de la famila y su poder sobre ella. Será la madre tóxica la que controlará el flujo de la información y de la interpretación de la misma.

La madre tóxica quiere a sus hijos totalmente aislados. Divide y vencerás. Además , el poder que le da controlar las relaciones en casa, es comida para su ego. Sangre emocional para la vampiro.

Con el juego mental de la triangulación, la madre tóxica disfruta , ya que la sensación de poder al controlar a diferentes personas le confirma su grandiosidad. El poder alimenta su autoestima

Aunque el hecho de que uno de los hijos sea elegido como dorado o favorito, ocurre casi siempre de manera arbitraria, creo que el sexo es importante. Así una madre narcisista que tiene dos hijos, una niña y un niño, casi siempre tomará a la hembra como chivo expiatorio o hija odiada, porque la verá como una extensión de sí misma. No le perdonará el hecho de que la niña desee diferenciarse y durante la adolescencia, esta hija será vista como una rival competidora. El varón, muy contrariamente, no representa competencia alguna para ella, por eso será el receptor de todo su apoyo incondicional. Igualmente pasa cuando el padre es tóxico, elegirá al varón como chivo expiatorio por la razón expuesta más arriba.

¿Qué ocurre entonces cuando la madre narcisista no tiene hijos, sino solamente hijas o si, por el contrario, no ha tenido hembras, sino solamente varones? Elegirá como chivo expiatorio a aquella hija o hijo que tenga las cualidades o aptitudes de las que ella carece, y (por lo tanto) le representa una amenaza.

En el caso de los hijos únicos, el padre o madre tóxica puede tomar como niños dorados a otros miembros de la familia cercana: primas o primos, hijos de sus amistades o vecinos. En algunas familias, ocurre una dinámica diferente, el papel de niño o niña dorado puede cambiar con el tiempo. En alguna etapa de su vida puede ser el hijo favorito pero más adelante, por cualquier circunstancia, la madre tóxica puede destronarlo y convertirlo en chivo expiatorio. No hay reglas escritas y cada familia es un caso particular.

Lo que si sabemos es que la triangulación deja huellas permanentes en tu psiquismo. Se vuelve difícil confiar en las nuevas personas que entran en tu vida. Te sientes vulnerable.  Sospechas hasta de los halagos. Has sido testigo de la cara del mal: una persona que se deleita en engañar, manipular, controlar y destruir emocionalmente a otros. Lo peor de todo es que esa persona es tu madre.

madre toxica

¿Es tu madretóxica?

 

Contesta a estas preguntas para saberlo.

You have Successfully Subscribed!