Y quien soy yo, hija de madre tóxica

Pues una mujer que de pequeña sufrió palizas, insultos y humillaciones por parte de su madre.

Una niña que deseaba que llegara la hora de ir a dormir para refugiarse en sus propios pensamientos.

Una adolescente insegura, criticada constantemente por su madre. Solitaria.

Una joven con tal necesidad de ser amada, que cayó en las garras de un hombre narcisista que vino a ratificar lo horrible que  creía ser.

Una mujer que más tarde encontró un hombre maravilloso que me quiere o incondicionalmente a pesar de “mis locuras”.

Y ante todo una madre,que al serlo no pudo entender como se puede hacer daño a tus hijos. Una mujer que a pesar de ver como su madre tóxica extendía sus garras hacia su hijo mayor para abosorberle el alma como hizo con ella, permanecía estanca.

Una mujer que tuvo la suerte de que su cuerpo se parara un día, y la enfermedad le obligó a no moverse, teniendo todo el tiempo del mundo para pensar , analizar y tocar fondo. Ese fondo del que te caes y desapereces , o resurges con una fuerza que desconocías que tenías.

Una madre que pese a estar casi totalmente paralizada, sacó fuerza de donde no la tenía, porque después de tanto vapuleo en su vida, no servía para nada, ni física ni mentalemente, para correr todo lo lejos que pudo. Una mujer que puso a su familia antes que a ella misma para salvarse.

Hija de madre tóxica, y a pesar de ello, hoy una mujer que hoy disfruta de ser quien es y se quiere.

Una superviviente, una luchadora que tiene la resiliencia por bandera.

Gracias por estar aquí conmigo.

Olga.

Y qué es este sitio

Es un blog para aquell@s hij@s de madres tóxicas. Para apoyarles en su camino a la libertad. Porque nadie debiera sufrir el abuso de una madre y encontrarse sola e incomprendida.

Necesitamos abrir los ojos a ese maltrato silencioso emocional sin huellas visibles para la sociedad, pero que rompe por dentro a las víctimas. Hij@s que no tenemos heridas físicas, pero que la cicatrices emocionales nunca desaparecen.

Romper el círculo del abuso supondría terminar abusos futuros, depresiones, crimenes,…. Basta ya de esconder bajo la alfombra a las madres tóxicas/abusivas.

No porque la naturaleza y la sociedad presuponga que las madres son amorosas, significa que todas lo son.

Espero puedas volar alto. Te acompañaré en el viaje.