Un SÍNDROME es el conjunto de síntomas que se presentan juntos y son característicos de una enfermedad o de un cuadro patológico determinado.

Las personas que han sufrido abusos psicológicos, padecen el SÍNDROME DE LA VICTIMA NARCISISTA. Este consiste en el grupo de síntomas de un individuo causados por el abuso perpetrado por otro individuo con trastorno narcisista de la personalidad.

Las secuelas del abuso narcisista

Podemos decir que si has sufrido los abusos de una madre tóxica mientras crecías, ahora de adulta padeces las secuelas de estos abusos. Al conjunto de ellas se les conoce como el Síndrome de la Víctima Narcisista.

Así como el Trastorno Narcisista de la Personalidad está reconocido y por lo tanto incluido en el Manual Diagnóstico y Estadístico de Psiquiatría (DSM 5), el Síndrome de la Victima Narcisista no lo está.

La literatura científica habla extensamente sobre el trastorno narcisista de la personalidad, ( tu madre u otros abusadores) pero prácticamente no hay grandes aportes para con las personas que hemos sido afectadas por su abuso.

La palabra “síndrome” proviene del griego “syn”, que significa “juntos”, y “dramein”, que significa “correr”. Entonces, un síndrome es un conjunto de signos y síntomas que tienden a correr juntos en un grupo que puede reconocerse como un abuso físico, mental, emocional y espiritual. Para poder diagnosticar a un cliente que sufre el Síndrome de la Víctima Narcisista, los terapeutas deben ser capaces de reunir los signos y síntomas y acceder a la composición psicológica del cliente a medida que se desarrolla su historia. De esa manera, estarán en condiciones de saber si la persona sufre del Síndrome de Víctima Narcisista o una forma menor de abuso en su bienestar mental.

El Síndrome de la Víctima Narcisista no está recogido en ningún manual

Por desgracia, al no estar nuestras heridas contempladas en este manual, en muchos casos hay terapeutas que no nos pueden ayudar, porque desconocen nuestros “síntomas” y como han llegado a crearse. No solo este abuso infantil queda desapercibido para estos profesionales , sino también para vecinos, profesores o otros parientes. No llevamos huesos rotos, si no un alma rota.

Hemos tenido un techo donde vivir, comida sobre la mesa, atención médica básica, estudios y ropa para vestir, y a ojos ajenos no sufríamos. Sin embargo las víctimas del abuso narcisista carecemos totalmente del amor parental nutritivo que provee nuestra seguridad y sufrimos de múltiples heridas tras vivir una infancia y adolescencia estrangulada.

Porque no debes olvidar que lo que has vivido es abuso.

El tipo de abuso sufrido por un hijo en el seno familiar es más insidioso y ocurre de manera encubierta. El DSM-5 los agrupa dentro de la categoría de Maltrato psicológico infantil, que consiste en actos no accidentales, verbales o simbólicos, realizados por un progenitor o un cuidador de un niño que provoquen o generen una probabilidad razonable de causar un daño psicológico en el niño.

El abuso psicológico que has sufrido es invisible, pero te ha dejado huellas o Síntomas difíciles de borrar para poder ser quien eres realmente.

Síntomas del Síndrome del Abuso Narcisista

Durante años de estudio y mi propia experiencia en mi Método RAN© (Recuperación del Abuso Narcisista), he recogido los diferentes síntomas o secuelas, que sufres como víctima de los abusos de una persona narcisista.

  •   Vínculo Traumático
  •   Distorsión Cognitiva
  •   Disonancia Cognitiva
  •  Trastorno por Estrés Post Traumático
  •  Vergüenza Tóxica
  •  Pérdida de Identidad
  •  Ansiedad
  •  Ansiedad Social
  •  Incapacidad de sentir placer. Anhedonia
  •  Indefension aprendida. No tienes más ganas de luchar
  • Amnesia Perversa. Los buenos recuerdos
  • Autosabotaje
  • Alexitimia
  • Caes en manos de personas tóxicas
  • Culpa
  • Depresión
  • Trastornos Alimenticios
  • Te preocupa repetir patrones tóxicos de tu madre (tener pulgas)
  • Eres Complaciente
  • Crees estar loca
  • Codependencia
  • Confluencia
  • Soledad y miedo a tener relaciones
  • Enfermedades como fibromialgia u otras enfermedades físicas
  • Revictimización

Si has sufrido lo abusos de una madre con trastorno narcisista de la personalidad, acarreas los síntomas que has leído. No tienes porque padecer todos, pero seguro que sí muchos de ellos.

Pero tranquila puedes sanar y dejar de sentir todas esas heridas para poder realmente reconocer la mujer que eres y que tu madre no permitió ser.

Pautas que has de seguir:

  • contacto cero: medida sintomática para cortar la toxicidad
  • afrontar lo vivido: Ser consciente de tus heridas y de lo que te ha hecho tu madre.
  • aprender que eres adicta a esas emociones negativas  y que la química controla tu cuerpo (por eso el contacto cero no te cura).
  • saber que la química se puede cambiar, el cerebro se puede entrenar y puedes ser testigo de tu reestructuración cognitiva.
  • una vez que has cerrado tus heridas has de encontrar quien eres realmente: empoderarte.

Debes de sanar y encontrar a esa mujer maravillosa y fuerte que llevas dentro.