Cuando dejas atrás una relación con una persona narcisista bien sea tus padres o pareja, tienes que seguir avanzando para recuperar tu identidad y deshacerte de esas secuelas que del abuso te han dejado.

Sois muchos los que me preguntáis qué hacer para sanar después de haber sufrido el abuso de una relación  una persona narcisista.

Lógicamente lo primero es apartarse de la persona abusadora, ese conocido como contacto cero. Con ello dejamos de recibir toxicidad, pero las secuelas del alto grado de estrés sufrido no se van por arte de magia, y el tiempo y la distancia por sí solo no se las llevan como muchos sabéis  y que me comentáis que hasta después de 17 años separadas seguís teniendo baja estima o ansiedad. Y como no seguir acarreando estas secuelas, o síndrome de la víctima narcisista, si como podeís leer en este post, hasta nuestro cerebro se modifica por ello. Os dejo aquí debajo el link para los que queráis leer cómo se modifica el cerebro tras sufrir el abuso narcisista. 

Para curarte de las heridas y los rasgos tóxicos que el alto grado de estrés por sufrir abusos  te ha creado, la única manera es, enfrentando las heridas y esa toxicidad directamente.

 

Quizá lleves tiempo separada de tu madre o de tu pareja y si todavía sigues sintiendo miedo, culpa, rabia, dolores físicos crónicos,…. Y otras heridas más que conforman el síndrome de la víctima narcisista, es porque nunca has enfrentado las heridas como propias. Has intentado curar las secuelas, sin asumirlas e ir al origen.

Puedes mejorar tu autoestima haciendo terapia, pero si no asumes que la herida es tuya y tomas responsabilidad por ella nunca eliminas el origen de tu herida y esta vuelve.

 

Tu mente te protege y te convence de que es culpa de otra persona que estés dañada. Pero déjame decirte que ahora se trata de ti. Mira dentro de ti. Tú estás herida, ninguna persona externa puede rescatarte de ti misma, y mucho menos de una madre o pareja inconsciente que aún no se ha ocupado de sus propias heridas internas. Así que asume tus heridas, y lucha como has hecho siempre para de una vez por todas eliminarlas.


Si no nos adentramos en nuestro propio dolor y miramos hacia afuera culpando a nuestra madre, o ex narcisista, renegamos de nuestras heridas internas. Claro que se crearon por el estrés que esa persona abusadora en tu vida te generó. Pero para curarte debes hacerte responsable de ellas. Si no lo haces permanecen inconscientes y te mantendrán envuelta en tus rasgos tóxicos y sin salir del círculo donde te sigas lastimando.

 

Una buena manera de empezar es escribiendo todas las secuelas que tienes, la lista del síndrome de la víctima narcisista te ayudara a ello.

El reconocimiento de lo que nos duele es el primer paso para encontrarnos como persona, para recuperar nuestra identidad, ese ser maravilloso que la persona narcisista no dejó ser para que no le hiciéramos sombra.

Nunca olvides que eres una persona muy valiosa y fuerte, que lo que ahora piensas de ti no es cierto, si no el eco de lo que la persona narcisista te hizo creer para que no fueras nunca más que ella.

Pero creeme, eres una persona maravillosa, no pares hasta poder verlo y sentirlo.

madre toxica

¿Es tu madretóxica?

 

Contesta a estas preguntas para saberlo.

You have Successfully Subscribed!

Hazte con uno de lo 10 E-book que regalo:

"Cómo Sanar después de una Relación Tóxica, Más allá del Contacto Cero"

En breve recibirás información para entrar en el Sorteo de 10 Ebooks.