Cuando convives con una persona narcisista bien sea esta tu madre/padre o tu pareja sientes que compartes tu vida con el mismísimo diablo. Sus torturas emocionales, sus hacerte creer cosas que no son y su cara de satisfacción cuando sabe ha logrado su objetivo te hace sentir que compartes vida con el maligno. 

Si vemos los pecados capitales y los analizamos en la persona narcisista que nos ha roto la vida, nos dan muchas ganas y razones para confirmar que son el mismo Lucifer. 

Los 7 pecados capitales

 De acuerdo a Santo Tomás de Aquino, los pecados capitales no se refieren a la magnitud de los mismos, sino a que dan origen a muchos otros pecados o vicios. Luego la persona narcisista vas a ver que tiene cada uno de los capitales pero además comete otros muchos. 

Soberbia. Del latín superbia, es considerado el original y más serio de los pecados capitales del cual derivan los otros. Se trata de orgullo de uno mismo, de valorarse a uno mismo por encima de los demás. Sin lugar a dudas la persona narcisista es soberbia. Le gusta mostrar un estatus superior al de los demás y cree que lo que hace o dice está por encima del resto de los mortales. Se creen con derecho a todo y jamás se disculpan o piden perdón. Disfrutan siendo engreídos vanagloriándose de bienes materiales o espirituales que creen poseer. Necesitan ser vistas, consideradas, admiradas, estimadas, honradas, alabadas e incluso halagadas por los demás seres. Aman el dinero y son codiciosos.

Lujuria: del latín luxuria o abundancia o exuberancia. Considerada como el pecado producido por los pensamientos excesivos de naturaleza sexual, o un deseo sexual desordenado e incontrolable.
Las personas narcisistas utilizan el sexo para controlar, y hay muchas de ellas que hacen del sexo un vicio, yendo de flor en flor. Lo hacen porque no pueden soportar sentirse atados a una persona. Se resienten de su dependencia y necesitan escapar a otra relación.

Ira: Es un sentimiento no ordenado, ni controlado, de odio y enfado. La persona narcisista se caracteriza por sus incontrolables golpes de ira hacia su víctima que viene desatada por su herida narcisista. La ira es algo constante en la persona narcisista ya que se siente herida por todo lo que amenace su Yo verdadero que pretende ocultar bajo la máscara de grandiosidad. Tienen constante necesidad de venganza y están llenas de resentimiento.

Envidia. Estado mental que enciende el dolor y la desdicha por no poseer lo que el otro tiene. Las personas narcisistas desean algo que alguien más tiene, y perciben que a ellos les hace falta, y por consiguiente desean el mal al prójimo, y se sienten bien con el mal ajeno. Es una de las principales características de las personas narcisistas según el DSM- 5 o manual de diagnóstico de los trastornos mentales, son envidiosos patológicos.

Avaricia. Querer más de lo necesario. Es el afán o deseo desordenado de poseer riquezas, bienes, posesiones u objetos de valor abstracto con la intención de atesorarlos para uno mismo, mucho más allá de las cantidades requeridas para la supervivencia básica y la comodidad personal. Un narcisista necesita siempre más, y esa avaricia lo lleva a robar, engañar, manipular etc… para obtener lo que quiere.

Pereza. Se refiere a la incapacidad de aceptar y hacerse cargo de la existencia de uno mismo. No ser responsable de tu propio mantenimiento.Muchas personas narcisistas viven de sus víctimas. Buscan personas que les mantengan sin necesidad de un gran esfuerzo.

Gula. Cualquier forma de exceso, marcado por el consumo excesivo de manera irracional o innecesaria. Hace referencia al exceso, bien de comida, bebidas e incluso de drogas. Las personas narcisistas suelen caer en la bebida, comida,.. como modo de tapar sus vacíos emocionales.
Creo que las víctimas del abuso narcisista podemos decir después de ver los pecados capitales, que convivimos con un demonio ya que comete todos y cada uno de los pecados.

 

madre toxica

¿Es tu madretóxica?

 

Contesta a estas preguntas para saberlo.

You have Successfully Subscribed!