El maltrato psicológico infantil que tu madre/padre tóxica te causó, te ha dejado importantes secuelas que te afectarán de manera permanente incluso en tu vida adulta. Estas secuelas perduran aunque nos alejemos de la abusadora.

Desde la codependencia,  hasta el síndrome de estrés post-traumático, habrás vivido en una montaña rusa emocional de proporciones épicas. Habrá perdido tu propia identidad y libertad. No sabes quien eres, ni que haces aquí.

Pero a pesar de como hoy te sientas existe salida. Aunque ahora mismo te sientas sumergida en un pozo negro sin salida, te aseguro que puedes ver la luz, encontrarte como persona , amar y ser amada.

Me temo decirte que difícilmente tu madre tóxica vaya a reconocer que te ha lastimado y se disculpe en algún momento. Es prácticamente imposible que llegue a sentir algún remordimiento por lo ocurrido.

Por eso debes de olvidarte de ella, y pensar en tí.

Si bien no estoy de acuerdo en que se debe condonar el maltrato y la negligencia de alguien que ni siquiera se lamenta por lo que hizo, y peor aún, que niega la verdad,  por tu propio bienestar interior no es saludable desear venganza.

El intentar seguir viviendo como si nada hubiera ocurrido, no funciona. Podras presentar una imagen de mujer fuerte, que ha olvidado lo que sufrió de pequena. Pero meter tus miserias en un cajón no soluciona tu dolor. Podras ocultarlo ante los demas, ya que es lo que siempre has hecho (somos maestras en hacer parecer que todo es normal), pero tu vacío seguira ahí. El “perdona y olvida” quiere decir “haz como que aquí no ha pasado nada” y eso no es cierto y tu corazón no puede con ello. Viviras rota poor dentro.

Igualmente debemos  entender que todas las personas somos víctimas de otras víctimas, que no tuvieron la fortaleza interior de romper el ciclo de abuso y son dignos de lástima porque andan por la vida sembrando dolor, vacías y solas.

Una vez, entendemos que nos ha pasado, nos damos cuenta que no hemos sido nosotras las locas, sentimos cierto alivio . Ahí empieza nuestro proceso de cura.

Ahora viene el ardo trabajo de reprogramar nuestra mente. De borrar todos esos pensamientos negativos sobre nosotras mismas,… esos miedos. ¿Como? cambiando nuestros pensamientos. Practicando el pensamiento positivo y cambiando cada pensamiento negativo por uno positivo. Es la única via a tu libertad.

No digo que sea un camino fácil. Lucharas contra tí misma y tu mente cada dia. Pero PUEDES.

VUELA ALTO.

Espero encuentres aqui la lectura que te ayude a ver el porque de sufrimiento y puedas dar el primer paso hacia tu felicidad.