El duelo en una relación narcisista es el proceso de adaptación emocional que sigue a la pérdida de lo que anhelaste y no tuviste.. Reconocer que has sufrido abuso por parte de alguien que te debiera haber querido como son tus padres o tu pareja, es muy doloroso. Hacer consciente situaciones, y maltratos es devastador. En un principio no quieres ni creer que te han abusado, no eso no me ha pasado. Mis padres me han comprado de todo, o mi pareja es un buen padre o madre. Es normal la negación de lo vivido es parte del proceso de aceptación de lo vivido, forma parte del proceso del duelo.

Ante todo has de saber que nada de lo vivido ha sido culpa tuya, ni que abusaran de ti no que te quedaras en la relación. El abuso modifica hasta nuestro cerebro, y se da porque confías en la persona abusadora y ella se aprovecha del poder que ejerce sobre ti. Permítete expresar tu dolor por lo vivido.

Frida Khalo dijo “Amurallar el propio sufrimiento, es arriesgarte a que te devore desde el interior”.

Así que por favor saca ese sufrimiento que has estado guardando y que tanto te quema por dentro. Ya es hora que dejes de culparte por todo en esta vida, y atribuyas la culpa a quien verdaderamente corresponde y encontrar la paz para poder encontrar a la gran persona que eres. El período del duelo es para soltar todo ese dolor que llevas dentro.

Vamos a ver las ETAPAS por las que vas pasar durante este tiempo del duelo. Desde ahora te digo que las etapas son para que las reconozcas pero que vas a pasar de una a otra y volver de nuevo la primera. Es normal. Hasta que el dolor salga, pasarás de un estado a otro hasta que puedas aceptarlo.

La primera etapa es la NEGACIÓN

Te has pasado toda la vida negando lo que te hacía tu madre. Intentando aparentar que tu pareja era perfecta y tenías una vida normal. Así que es normal que después de percatarte que te han abusado te niegues a ti misma o a ti mismo lo que te ha hecho tu madre o tu pareja. Es normal . Que quieras seguir creyendo que tú eres la o el culpable. Es también normal creer que has merecido cada humillación de la persona abusadora en tu vida . Y también es normal tratar de justificarla. Tu madre no ha sido tan mala. Al fin y al cabo te ha pagado los estudios, te ha alimentado…. y tu pareja es un buen padre de familia, o es una mujer entregada a sus hijos incluso ha renunciado a su carrera profesional por ellos.

Cuando confirmas que tu madre o pareja es tóxica y no eres tú el que tiene un problema, sientes un gran alivio. Pero a su vez no te lo quieres creer. Intentas justificar sus actos contra ti.

Quieres rescatar cualquier migaja de amor que te haya dado. Intentas convencerte de que tú has tenido parte de culpa (es normal las personas narcisistas se encargan de que aprendas a sentirte culpable casi hasta de respirar). No siempre has sido un buen hijo, te has merecido muchos de los castigos., o tú también tienes tu genio y a veces provocas que tu pareja se enfade.

Para poder subsistir te has pasado la vida negando lo que la persona narcisista te ha hecho. Nunca lo has admitido delante de terceros, hubiera sido demasiado doloroso mostrar la verdad de tu familia.

Pero también te has negado a ti misma o a ti mismo que tu madre o tu pareja te estuvieran maltratando, te hubiera roto en pedazos. El dolor de admitir la realidad, hubiera sido desgarrador.

La persona narcisista en tu vida te ha enseñado a ignorar tus sentimientos negativos y a que cumplieras con sus expectativas. La negación a los abusos te ha mantenido unida o unido a ella.

En el momento que puedas admitir lo vivido, no ocultar más el abuso y puedas hablar abiertamente sobre ello, entonces estarás muy cerca de encontrar a tu yo de verdad.

Sincerarte contigo mismo, es doloroso, y hacerlo con los demás puede todavía resultarte vergonzoso. Pero tienes que hacerlo para avanzar y librarte de ese dolor que siempre llevas dentro de ti aunque lleves tiempo lejos de la persona narcisista.

Asimilar y aceptar que tu madre o tu pareja, o ambos, han abusado de ti y lo han hecho de manera consciente no es fácil. Duele. Negarlo es una forma de protegerte, de no afrontar el dolor. Y es normal que niegues lo ocurrido, ¿quién quiere padecer dolor?. Necesitas tiempo para aceptar lo vivido. Date tiempo, cuando te enfrentes a tus sentimientos, dejarás la negación a un lado.

Para ayudarte en el camino de la aceptación, escribe sobre lo que la persona narcisista te ha hecho, y sobre todo anota tus secuelas. para ello te dejo el link al síndrome de la víctima narcisista para que te ayude a reconocerlas. Es hora de huir de la negación. Es hora de culpar a quien realmente es culpable y asumir tus heridas para poder sanarlas.

Al aceptar el abuso vivido y tus heridas y respuestas a ellas , Al enfrentarte a una reflexión sincera sobre tus patrones vitales, acabarás encontrándote a ti misma o a ti mismo , descubriendo tu verdadero ser.

 IRA

Vamos a seguir viendo las siguientes etapas que vas a pasar después de dejar a la persona narcisista hasta que puedas llegar a la aceptación de lo vivido. La ira es otra etapa normal en el duelo. Cuando ves lo que ha ocurrido toda tu vida, y eres capaz de describir cada herida que tienes y cómo y porqué han surgido, sientes rabia, ira, hacia tu madre, hacia tu pareja, familia, amigos,…. pero también hacia ti.

Sientes ira hacia tu madre o tu pareja porque no te cabe en la cabeza por que quien te debiera haber querido ha abusado de ti. no entiendes porque tu madre o tu pareja han sido tan cobardes de no afrontar sus propias miserias y han preferido ocultarlas destrozándote a ti.

Sientes ira porque no has sido capaz de parar sus abusos, de haber salido corriendo antes. Sientes ira hacia ti porque crees que has desperdiciado tu vida quedándote tanto tiempo junto a tu madre o esa pareja que no te ha tratado como debiera. Estás enfadada o enfadado por haber desarrollado unos modelos de conducta aprendidos para protegerte del dolor que te producían los abusos, y se han quedado ahí como parte de tu vida. Has normalizado comportamientos que te cuesta reconocer hasta después que te has hecho daño o tú has causado dolor. Sientes ira hacia ti, por no saber cómo parar todo ese dolor que sientes.

Sientes ira por la frustración que sientes de no haber sido capaz de detener el abuso y lo que te ha causado

Es normal sentir ira, sentirse furioso cuando comprendes que tus necesidades emocionales no han sido satisfechas y por ello tu vida ha sido afectada de manera adversa y grave.

La ira aparece ante la frustración de sentirte atascado en una situación de dolor de la que crees no poder escapar. Deja que salga todas esa ira acumulada durante tanto tiempo. Llora si has de hacerlo.

Tienes derecho, no hay nadie que ahora te impida expresar tus verdaderos sentimientos. Tu madre o tu pareja ya no va a impedir más que sientas. Ahora date tú el derecho a sentir y que esa ira salga de ti. Ya trabajas más adelante en aprender a tener buenos sentimientos. Primero deja salir todo tu dolor.

Otra etapa del periodo del duelo es la depresión. Depresión

Sientes un gran agujero en tu interior, estás triste por ver quién es tu madre o tu pareja en realidad. Siempre has esperado que quien tú amabas cambiara, o que todo fuera fruto de tu imaginación. Pero ahora sabes que ese momento no va a llegar, y el abismo en el que estás parece interminable.

Tienes momentos en los que te enfadas y no sabes como descargar tu ira. Otros no quieres creer que sea verdad, que tu madre o pareja te hayan causado tanto dolor de manera consciente.

Recuerda que en un principio te he comentado que vas a pasar de una a otra etapa del duelo. Hasta que llegues a la última etapa, la aceptación, un día sentirás ira, y el otro estarás muy triste, sin ganas de hacer nada. Al siguiente no te lo querrás creer. Es muy normal que pases de una etapa a otra. Es el proceso de tomar consciencia, de aceptar lo que te ha ocurrido, no es fácil, es muy doloroso.

Ser consciente de lo vivido hace que Sientas que no puedes reaccionar, que estás bloqueado. Es normal. El dolor hace eso. Pero déjalo salir, no lo reprimas más. Te sientes triste. Te preguntas por qué te ha pasado a ti, no te lo merecías. El verte aislado y darte cuenta de todo lo que no has hecho en la vida por esa persona abusadora te pone triste.

Tranquilo, no tienes por qué tener una depresión clínica. Lo más normal es que sea una tristeza profunda, un llorar de tu alma. Déjala que llore, que salgan sus sentimientos de dolor. Para que el amor entre, para que te quieras, primero debes eliminar todo el dolor que sientes. Has de pasar por las etapas del duelo para poder entrar en la más importante : la de tu sanación y autoencuentro.

La última etapa en el período del duelo es la aceptación. Aceptación

No te preocupes por cuánto tiempo te lleva aceptar lo que te ha hecho tu madre o tu pareja. No hay normas para ello. Cada persona es diferente, no te pongas tiempos. Es doloroso reconocer que tu madre o/y tu pareja te han hecho que te sientas insignificante para cubrir sus necesidades, y que las tuyas en ningún momento le hayan importado. Es normal que no quieras sentir dolor y haya días que vivas en negación. A nadie le gusta sentir dolor. Pero sin reconocer ese dolor no hay cura. Cuando aceptes lo que te hizo tu madre y o tu pareja y no te culpes más, siendo capaz de culpabilizar a quien debe ser culpado, y puedas ver tus heridas, entonces podrás comenzar el período de sanación.

Debes también aceptar que la persona narcisista no va a cambiar. Es duro. A pesar de todo es tu madre o el padre o la madre de tus hijos. Ella te dio la vida, pero también te la ha estrangulado muchas veces. Se trata de ellos o tú. Como no van a cambiar, debes hacerlo tú.

Le has dado muchas oportunidades en tu vida para que cambie. Has llorado mucho, creyendo que había cambiado tras la muestra de un buen gesto hacia ti. Sin embargo, nunca lo ha hecho. Ahora sabes, que una persona tóxica solo se muestra “buena” para conseguir algo de ti. O porque te ve tan mal que necesita alzarte, para cuando le venga bien pisotearte. El eterno juego del yo-yo, del vínculo traumático.

No te mantengas ocupado para no afrontar la realidad. Tómate un tiempo a solas, para sentir. Saca el dolor, que sabes te ha enfermado. Necesitas sacar el dolor para dejar entrar al amor. No niegues tus sentimientos, no los escondas. Date tiempo y espacio para llorar. No finjas más.

Cuando consigas aceptar que tu madre o tu pareja han abusado conscientemente de ti, que no van a cambiar, tus heridas y tus respuestas a ellas cambiarán. Serás un héroe, una superviviente que se ha atrevido a salir del círculo del abuso. Pero sobre todo un guerrero o una guerrera valiente por parar esa violencia que pasa generación tras generación. ¿No te parece maravilloso poder parar ese círculo? ¡Puedes!! Está en tus manos.

Al enfrentarte a una reflexión sincera sobre tus patrones vitales, acabarás encontrándote a ti mismo, descubriendo tu verdadero ser.
madre toxica

¿Es tu madretóxica?

 

Contesta a estas preguntas para saberlo.

You have Successfully Subscribed!