Maneras en las que tu madre tóxica altera tu percepción de la realidad

Si te encuentras en constante duda, culpa propia y confusión, eres víctima de los errores en el pensamiento alimentados por tu madre tóxica. Las constantes críticas que recibes pueden crear errores en tu pensamiento.

Cuando creces con una madre tóxica, que no respeta tus límites, te culpa de todo, te humilla, crítica, te juzga, no considera tus opiniones , … y un largo etc, sufres un estado de estrés tan elevado que puedes padecer de distorsión cognitiva.

¿Qué es la Distorsión Cognitiva?

Es una interpretación errónea de la realidad que lleva al individuo a percibir el mundo de manera poco objetiva además de disfuncional. Se presenta en manera de pensamientos automáticos y desencadena emociones negativas dando lugar a conductas no deseadas.

A su vez estas conductas no deseadas o disfuncionales, a su vez refuerzan los esquemas cognitivos que las crearon. Lo que hace que el lo sufre, entre en un bucle difícil de salir ya que la dinámica se autoalimenta e incluso intensifica.

Las distorsiones cognitivas son formas distorsionadas de ver y pensar acerca de la realidad. Siempre son negativas y suceden automáticamente. Las situaciones de la vida real son exageradas y distorsionadas .
Si tu madre narcisista, ignora tus necesidades , eres criticada e invalidada y tus límites son constantemente invadidos, puede ser que te cueste ver el mundo tal como es, porque constantemente te dicen que no eres importante.

 

Vamos a ver los ejemplos más comunes de distorsión cognitiva ( aunque hay identificadas 50 tipos) que padecen las víctimas del abuso narcisista

 

  • Sobregeneralización

 

Aplicas el resultado de un evento aislado a todas las áreas de tu vida. Por ejemplo si se te ha caído algo y se ha roto y tu madre te dice que haces todo mal, entonces tu crees que cualquier cosa que te propongas hacer lo harás mal.

  • Catastrofismo

Siempre anticipas lo peor en cada escenario y creas consecuencias en tu mente que son completamente irrazonables. Por ejemplo, si recibes una llamada de un número que no reconoces, supones que es alguien que llama para informarte que ha habido un accidente horrible o que vas a perder tu trabajo. Siempre esperas lo peor.

  • Comparación.

Tienes tendencia a compararte con los demás de manera que llegas a la conclusión de que eres  mucho peor que los demás. Ejemplo: “A pesar de que estudio no consigo sacar mejores notas que mis compañeros”.

  • Te tomas  todo personalmente

Es difícil, cuando creces con una madre tóxica que continuamente te está criticando, no tomarse las cosas de manera personal. Es fácil creer todas las cosas negativas que dice sobre ti. Incluso es normal que te culpes de que tu madre sea mala contigo. Que asumas la culpa de su ira.

  • Construcción de tu valía personal en base a opiniones externas.

Se da cuando mantienes una valía personal en función de terceros. Setas tan acostumbrada a necesitar la aprobación de tu madre para hacer cualquier cosa, que no crees en ti misma. No eres capaz de tomar una decisión sin la aprobación de un tercero. Necesitas preguntar a tu pareja si te compras algo tan simple como un pantalón, o si cocinas algo necesitas saber si esta bien, si les gusta. Necesitas constante aprobación por parte de los demás.

  • Te centras en os “debería” o “tengo que”.

Son creencias rígidas e inflexibles acerca de cómo deberías ser tú o los demás.  Son tus expectativas o demandas internas sobre las capacidades o habilidades personales o de otros, pero sin analizar si son razonables en el contexto en el que se dicen o piensan.

Debería haberles dado otra oportunidad” o “Debo descubrir por qué están actuando de esta manera para poder cambiar mi comportamiento”. Estos pensamientos pueden provocar sentimientos de culpa o vergüenza. Las afirmaciones “debería” se usan generalmente en referencia a cómo otras personas deberían actuar. Estos pensamientos pueden ser algo así como: “Debería responderme antes cuando le envíe un mensaje de texto” o “Debería agradecerme por todas las veces que la ayudé”. Tales pensamientos pueden llevarte a sentir decepción e indignación cuando otros no cumplen con tus expectativas específicas.

  • Adivinación.

Se trata de pronosticar un resultado negativo, una emoción o un acontecimiento futuro y creerse esas predicciones como verdaderas. Ejemplo: “Estoy segura de que lo voy a hacer mal”.  Esperas que las cosas salgan mal, sin permitirte la posibilidad de que sean neutras o positivas.

También adivinas el pensamiento,crees saber lo que piensan los demás y por qué se comportan de la forma que lo hacen. “Lo que quiere es ponerme nerviosa”, “quiere reírse de mí”, “Siente pena por mí” o “está conmigo por tu pena”.

  • Etiquetado.

Cuando una persona se etiqueta a una misma o a otros de forma peyorativa. Es otra forma errónea de pensamiento. Ejemplo: “Soy una inútil”.

  • Razonamiento emocional.

Cuando las opiniones son formadas sobre uno mismo basándose solo en las emociones que experimenta el sujeto. Crees que tus emociones reflejan como son las cosas, lo que sientes emocionalmente lo sientes como cierto. Cómo te sientes incompetente , crees que eres incompetente.

 

  • Pensamiento polarizado

 

El pensamiento polarizado consiste en valorar los acontecimientos de forma extrema, sin tener en cuenta los aspectos intermedios. O es blanco o es negro. Por ejemplo, llamas a una amiga y le dejas un mensaje. Si ella no te responde de inmediato, comenzarás a creer que nunca estará allí para ti, que no es realmente tu amiga. “Siempre hago todo mal” “nunca nadie me escucha”. No aceptas el camino del medio.

 

Identificas estas formas de ver la realidad? Son parte de las secuela que nos deja el abuso de una madre tóxica. La buena noticia es que puedes trabajar en cambiar esta percepción de la realidad, ya que no es la verdad. No dudes en escribirme si necesitas guía hacia tu recuperación y encuentro con el maravilloso ser que eres.

madre toxica

¿Es tu madretóxica?

 

Contesta a estas preguntas para saberlo.

You have Successfully Subscribed!