Cuando has vivido la tortura de una relación con una pareja narcisista, tu vida parece que nunca va a volver a ser la misma. Sus humillaciones y abusos te han dejado sin saber quien eres realmente. Y es que eso es lo que hacen las personas narcisistas, no dejan que desarrolles tu propia identidad, te amoldan a sus necesidades y eso te deja con diferentes heridas o secuelas cuyo conjunto conforma el síndrome de la víctima narcisista

El abuso que has sufrido ha modificado hasta la estructura de tu cerebro así que como no vas a quedar con heridas a pesar de que te separes y establezcas un contacto cero.

cuando se sufre un abuso emocional constante, como al que te ha sometido la persona narcisista en tu ida, las víctimas experimentan una reducción del hipocampo, una inflamación de la amígdala, así como la inhibición del córtex prefrontal. Lo que lleva a efectos devastadores en las víctimas .
Te dejo el link sobre el impacto del abuso en el cerebro en la descripción.

Pero no solo el abuso produce esta modificación en nuestro cerebro si no que nos deja “enganchadas/os” por decirlo de una manera a las emociones limitantes con las que nos ha hecho vivir la persona narcisista.

Las personas abusadoras, para mantenerte controlado o controlada han utilizado diferentes técnicas, como las más conocidas gaslighting o ley de hielo . Y sus manipulaciones emocionales han ido todas dirigidas a hacerte sentir culpable y a que atendieras sus necesidades y no las suyas. Ello te ha dejado con una serie de emociones limitantes, como de baja estima, miedo, culpa,… que ahora se repiten en ti aún lejos de la persona abusadora.

Y eso porqué. Bueno pues como decía Freud en su teoría de la COMPETENCIA DE REPETICIÓN, según la cual los individuos son conducidos inconscientemente a “reconstruir” las experiencias traumáticas pasadas en un intento de “dominarse” sobre ellas.
Esto es de manera inconsciente repites emociones vividas.

Este concepto es lo que ha venido a probar la neurociencia, que nos dice que somos adictos a nuestras emociones.

Nos volvemos adictos a los químicos que segrega nuestro cuerpo cuando siente una emoción buena o mala.

En cada lugar donde se conectan las neuronas, las redes neuronales, se incuba un pensamiento o un recuerdo. Fisiológicamente las células nerviosas se extienden y conectan entre sí y si algo se practica a diario y por tiempos prolongados las células nerviosas establecen una relación a largo plazo. Si te enfadas a diario, si te frustras, si sufres a diario, vas creando esa relación con otras células nerviosas que forman una identidad y se va formando el hábito o la adicción.

Así que repites tus estados de ánimo al ser adicto o adicta a tus emociones, entonces cómo desintoxicarte.

Si fueras un ordenador sería fácil, presionando el botón de reseteado. Pero en nuestro cerebro es un poco más trabajoso. Pero se puede, así lo demuestra la neuroplasticidad del cerebro, que es la capacidad del cerebro para adaptarse y cambiar como resultado de la conducta y la experiencia.

  • Te voy a dejar aquí unos pasos para que empieces a aplicarlos para esa desintoxicación emocional:
    distanciarse del foco tóxico, el conocido como contacto cero. Es recomendable no porque te vaya a ayudar a encontrarte a ti mismo por sí solo, si no porque es mas fácil hacerlo sin seguir siendo abusado.
  • Tratar de racionalizar las heridas que tienes para ello te dejo un link al síndrome de la víctima narcisista donde podrás ver las heridas y comportamientos adaptativos que lo conforman. Tienes que ser consciente de lo que tienes para sanarlo. Hay muchas heridas que llevan en nosotros tanto tiempo, que son casi parte de nosotros y nos la reconocemos como tales.
  • Una vez que eres consciente de lo que tienes, de lo que te duele, debes iniciar una reconstrucción cognitiva. Entender que tus emociones son creadas por pensamientos que no te pertenecen, si no que son los que la persona tóxica abusadora de tu vida te ha inculcado.
    Encuentra quién eres, cuáles son tus pensamientos de verdad. Desde ahora te digo, que tus pensamientos, los tuyos, los de tu corazón, son los que siempre han estado ahí y no les han dejado ser, no te producen emociones feas como la ansiedad la culpa o el miedo.

Puedes! puedes desintoxicarte de todo el dolor que te ha producido esa persona narcisista en tu vida, pero sobre todo puedes encontrarte a ti mismo o a ti misma, a esa persona que realmente eres y que te seguro tiene un gran valor. Yo ya lo veo, ahora hace falta que lo veas tú.

Te dejo para que leas más sobre el Método RAN (recuperación del abuso narcisista), que te puede guiar en cada paso del camino hasta que elimines de ti las emociones limitantes y descubras tu gran valor, te empoderes.

.

.

madre toxica

¿Es tu madretóxica?

 

Contesta a estas preguntas para saberlo.

You have Successfully Subscribed!