La madre tóxica practica la triangulación, o el separar y tratar de diferente manera a los hermanos. A cada hermano le atribuye un papel. Por un lado está el niño dorado, o favorito y por otro el chivo expiatorio, o malo de la película. Vamos a ver aquí algo mas sobre el chivo expiatorio.

El Chivo Expiatorio es el hij@ odiado de la madre tóxica, la oveja negra de la familia. La madre tóxica cree que su Chivo Expiatorio hace todo mal, es rebelde, grosera y mal agradecida.

Este hijo, al contrario del Niño Dorado, va a ser “el culpable” de todos los problemas de la familia. La madre narcisista se va a encargar de criticar, humillar, desaprobar y culpar al Chivo Expiatorio, inclusive cuando este hij@ no haga nada malo.

El Chivo Expiatorio es el hij@ que rechaza el legado de abuso y tiranía en la familia. La madre tóxica se enfurece con el-ella por intentar librarse del abuso y a cambio recibe la condenación de la madre narcisista.

El Chivo Expiatorio, en muchas ocasiones, es el hij@ que termina abandonando a la familia disfuncional en la que vivía para llevar una vida normal, más sana y lejos de su  o madre tóxica y de sus hermanos dorados. ¿Te suena conocido? Personalmente me siento absolutamente identificada.

Los Chivos Expiatorios, después de vivir tantos años en este ciclo de abuso familiar, pueden terminar con la autoestima muy baja y una depresión profunda. Si no resuelven y superan estos conflictos personales, es muy probable que terminen relacionándose ó casándose con un(a) narcisista y volver a caer en el ciclo del abuso.

En ambos casos, tanto El Niño Dorado como El Chivo Expiatorio son casos de niños que sufren un abuso narcisista. Los dos sufren el abuso de distintas maneras  (uno la aprobación, el miedo y el control y el otro la desaprobación, la culpa, la humillación y el rechazo) . En  ambos casos, los hijos de una madre narcisista viven en un ambiente tóxico y destructivo.

madre toxica

¿Es tu madretóxica?

 

Contesta a estas preguntas para saberlo.

You have Successfully Subscribed!